Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
OCTUBRE 2017
LMXJVSD
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

anterior siguiente

Artículo

Blondin (FR) en Barcelona (ES)

El funambulista francés Blondin llegó a Barcelona en marzo de 1863. En ese momento era una celebridad mundial al haber sido el primero en atravesar las cataratas del Niágara el 30 de junio de 1859. Leer más

Noticias

Ernesto Carpio: el mago Plomo (PE)

26-12-2013

A Ernesto le dicen Plomo por su padre. “Él era el sonidista, el electricista de Traffic Sound, una banda setentera. En una gira por Buenos Aires les preguntaron qué tocaba cada uno y mi papá dijo que se encargaba de esas cosas. ‘Che, sos el plomito’, le dijeron y así se quedó. Yo era la mascota del grupo, y me quedé con ‘Plomito’. Luego cuando trabajé en la radio me siguieron llamando así y en la magia igual”, expresa.

¿Cómo llegas a este mundo de los trucos y la magia?

Un amigo me enseñó un truco con las cartas y con eso hice algunas trampas en el póker. Luego me pidieron hacer un show de magia en un cumpleaños, me vio Constantino Carvallo, me ofreció dictar un taller en Los Reyes Rojos y así empecé a trabajar haciendo shows. En ese entonces Calit, un mago famoso de los 90, se presentaba en un café de 8 a 9. Yo veía sus trucos. De 9 a 10 los practicaba y a las 10 los hacía en mi show. Me iba genial hasta que Calit me ampayó, me jaló de la oreja y me obligó a llevar clases con él.

¿Hay mucha piratería en esto?

A mi show van magos con libretas, a grabarme con el celular. Yo normal, pero me parece mal que hagan las cosas igual, que cuenten mis mismos chistes. La otra vez fui a ver un show en donde un mago contó una historia sobre mi familia y la contaba como suya.

¿Sueles darle el crédito al mago dueño del truco?

Siempre. Todos copian; yo empecé copiando, pero me parece digno decir de quién es el truco, sobre todo en la magia, donde los autores son casi anónimos. Otra decencia que hay que tener es meterle un sello personal a la rutina. Copia lo que quieras, pero hazlo tuyo.

Tú no te defines como un mago, sino como un truquero…

No me considero un mago, sino un ‘performer’. Cuento chistes, hago trucos, entretengo. Siento que el nombre ‘mago’ es muy pretencioso. Eso tiene que ver con tener poderes. Los magos tradicionales me detestan porque yo digo que lo que hacen ellos no es magia. Ellos se refieren a mí como un truquero y a mí me encantó. Suena bien.

¿Entonces, qué es la magia?

La magia está en la gente. El mago solo no podría hacer magia. La reacción de la gente es la que hace que un acto se convierta en magia. Yo uso el truco como instrumento para hacer magia, para crear sensaciones. Algunos se ríen, otros se asustan o emocionan.

¿Y los niños? ¿Cuándo nace la idea de visitar el INEN y hacer shows para niños?

La hijita de un amigo murió en Neoplásicas y días antes de que eso pasara yo fui a hacerle magia. Mi amigo hizo la promesa de ir todos los años a ayudar y yo prometí acompañarlo. Luego mucha gente de ahí me pasó la voz para que fuera a otros pabellones y entonces nació algo muy bonito. Ojo, ayudar es difícil porque hay mucha burocracia, no solo en el INEN. En general, yo te aseguro que mucha más gente quisiera hacerlo, pero se desanima por las trabas.

¿Qué es lo que más te entusiasma de esta labor?

La reacción de los niños, y que en esas circunstancias es más apreciada. Es gente que está en un hospital, ellos necesitan una alegría, necesitan una magia, necesitan creer en algo. Lo que me mueve para ir es sentir que retribuyo de alguna manera las cosas buenas que me pasan. Creo que si en tus manos está ayudar, deberías hacerlo. Yo no lo siento como una obligación, pero debería serlo. Lo hago porque me siento bien haciéndolo. La vida es dar y recibir, pero mucha gente no entiende el verdadero concepto de eso.

A menudo mucha gente termina impresionada por lo que haces, pero tú también debes haber terminado impresionado por la reacción de un niño…

Comercialmente no hago magia para niños. Creo que no soy bueno en eso. Los únicos shows para niños son los que hago en el INEN. Los niños siempre tienen ocurrencias, siempre te ponen en evidencia. Es más difícil, pero a la vez el asombro es mayor porque si pasas todas las barreras, es mucho más grande la reacción.

¿Qué es lo que necesita un niño que pasa por una prueba tan difícil?

Definitivamente, creer, pero fundamentalmente pasarla lo mejor posible. Yo tengo muchas dudas de si el niño es consciente de que le está pasando algo tan grave. El niño la quiere pasar bien porque es niño antes que enfermo. Yo no te voy a decir que llevo esperanza. Yo llevo risas. Yo no le voy a bajar la fiebre ni le voy a subir las plaquetas; yo hago que se ría, que se divierta, que sienta magia un rato. Más que eso no puedo hacer.

¿Consideras que mucha gente no está predispuesta a ayudar?

En general, ahora somos muy individualistas. Queremos conseguir todo sin mirar a ningún lado y nos olvidamos de ayudar, de dar una mano a la gente. Yo no ayudo a una persona específica pensando en que me debe devolver el favor. Otro me dará la mano algún día. La idea es formar una cadena de favores.

Ernesto Carpio-Tirado Lindley
El mago Plomo

Tengo 36 años. Nadie me llama por mi nombre y si lo hacen, ya no volteo. Todos me dicen mago Plomo, aunque prefiero definirme como un truquero improvisado. Me gusta ayudar porque es una manera de retribuir lo que la vida me da. Cuando no hago magia, juego al fútbol. Soy hincha a muerte de La Sonora, un equipo de futsal que creamos con mis amigos del colegio y con el que llegamos a jugar en Primera. ¿Mi mayor virtud? Soy un buen comunicador. ¿Mi peor defecto? Soy renegón.

Fuente: http://elcomercio.pe