Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
DICIEMBRE 2018
LMXJVSD
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

anterior siguiente

Artículo

Articulos

No se han encontrado artículos para la fecha seleccionada

Artículos

RSS Feed RSS enviar Enviar Comentar Comentar Imprimir Imprimir enviar Estadisticas Valoración

¿Qué es un Festival de Circo?

Genís Matabosch

En 1974, frente al declive del circo en Europa en general, y en Francia en particular, el Príncipe Rainiero III de Mónaco, amante del circo y conocedor experto del ámbito de los animales artistas, creó el "Festival International du Cirque de Monte-Carlo’" el más antiguo de los festivales circenses por considerarse el primero en su género y, por tanto, el que establece las bases de lo que, a partir de ese momento, se considerará un festival de circo a diferencia de lo que meramente es un espectáculo, show, gala… En cierto modo, Rainiero supuso para el circo lo que, en 1896, significó el Barón Pierre de Coubertin –fundador de los Juegos Olímpicos- para el deporte. No es de extrañar, pues, que, 37 años después de su creación todos los expertos del circo consideren el evento monegasco como el  padre del resto de Festivales circenses del mundo.

A diferencia de otro tipo de festivales de otras artes escénicas, los de circo están perfectamente tipificados y prueba de ello es que, sin excepción, los grandes festivales de circo que se realizan en el mundo -de Cuba a China- presentan un mismo esquema, idéntica estructura:

-    Un mínimo de 2 espectáculos de selección distintos, creados especialmente para la ocasión y con orquesta. En 1974 el primer Festival de Mónaco llegó a presentar cuatro espectáculos de selección. Hoy todos los Festivales internacionales de circo presentan dos espectáculos de selección que acostumbran a llamar A y B para diferenciarlos. La lógica de tener dos espectáculos no es otra que el tener un mínimo de artistas entre los que el jurado pueda elegir a los ganadores del evento: resulta penoso ver como en los espectáculos que usurpan la calificación de ‘festival’ la práctica totalidad de atracciones resulta premiada. Los dos espectáculos están compuestos por atracciones totalmente diferentes a excepción de los números de animales que, algunos festivales repiten en ambos shows: Budapest o Latina. Por último, ambos espectáculos deben haber sido creados ex profeso y en todos los casos cuentan con una importante orquesta.

-    Un mínimo de 20 atracciones internacionales de primer nivel técnico-artístico, en competición frente a un jurado de expertos de contrastada experiencia. El mínimo de atracciones a presentar obliga a hacerlo en dos espectáculos porque de lo contrario éste duraría más de cuatro horas. El jurado que puntúa los artistas debe estar integrado por reconocidos expertos del sector: festivales como el de Grenoble (Francia), a pesar de presentar dos espectáculos distintos de calidad y una trayectoria de diez años, no recibe la consideración de los profesionales por presentar un jurado compuesto por personajes populares (presentadores de TV, cantantes, actores…) que poco o nada entienden de circo.

-    Organizados con regularidad en una misma ciudad con la que se identifican. La totalidad de festivales internacionales que se realizan en el mundo lo hacen de forma anual o, en menor número, bienal (Budapest, San Petersburgo, Wuhan y WuQiao).

-    Realización de actividades paralelas de diversa índole junto a los dos espectáculos. A parte de los dos espectáculos, parte del león de un festival, el acontecimiento presenta todo tipo de exposiciones, conferencias, debates, mesas redondas, foros, presentaciones de libros, ferias… incluso espectáculos invitados fuera de competición.

-    Con una personalidad propia que lo hace peculiar respeto el resto de verdaderos festivales. Los verdaderos festivales nacen con una personalidad propia o la adquieren con el transcurrir de sus ediciones: París es la plataforma de nuevos talentos, Monte-Carlo supone la consagración del artista, Massy se especializa en los animales artistas, Budapest es la puerta del este, Figueres los números totalmente inéditos en los circos europeos…

-    Organizados sin otro fin lucrativo que el costear los gastos que genera.
La mayoría de los festivales de circo están organizados desde un organismo sin ánimo de lucro: administración pública, circo estatal, asociación o fundación. Es obvio que cuando el objetivo primero es la recaudación se prefiere montar un simple espectáculo: se precisan menos números y estos vienen de más cerca.

-    Reconocido como tal por el conjunto de importantes expertos del sector que hacen del Festival un punto de encuentro.
Los verdaderos festivales se transforman de forma natural en espacio de reunión de programadores, directores de espectáculos, historiadores, críticos…

Y, sin excepción, este esquema es el que siguen todos los festivales circenses del mundo que como tales son considerados: el “Festival Internacional du Cirque de Monte-Carlo”; el “Festival Mondial du Cirque de Demain” de París; el “Festival Internacional du Cirque de Massy” (Francia); el “Moscow International Youth Festival - Contest in Circus Art” de Moscú; el “World Festival of Circus Arts” de Moscú; el “World Circus Festival Planetary Carnival of Stage Direction" de San Petersburgo; el "International Circus Festival" de Budapest; el “Festival Internacional de Circo en Verano – Circuba” en La Habana; el “Hanoi International Circus Festival”; el “China WuQiao Internactional Circus Festival”; el “Wuhan International Acrobatic Art Festival of China”; el “International Circus Festival “Golden Trick” de Kiev o el “Festival Internacional del Circ Castell de Figueres”, heredero del celebrado en Albacete de 2008 a 2010, que verá su primera edición del 1 al 4 de marzo 2012.

Un festival circense supone un importante evento de prestigio internacional: de aquí que algunos empresarios circenses, faltos de ética profesional, se acojan al término “festival” para ofrecer simples espectáculos de circo. A estos les basta con colocar un jurado cualquiera en su palco central para autodenominarse ‘festival’, categoría que de ningún modo el conjunto de profesionales del sector reconoce. Desgraciadamente y por no gozar, de momento, de un organismo que regule y certifique los verdaderos Festivales (rol que sin duda correspondería a la "European Circus Association", ECA, o a la "Fédération Mondiale du Cirque"), determinados empresarios se amparan en una apelación –la de festival- que les ofrece una pátina de un prestigio que no pueden conseguir de otro modo que con la artimaña y el pillaje que tan flaco favor han hecho al circo. Pero ¿cómo es posible conseguir tal engaño? De un lado por el desconocimiento del público general (e incluso de determinadas personas del sector profesional) de cuanto relatamos en estas líneas y, del otro lado, por la trampa de vender lo que es una parte de un festival (un espectáculo) por un todo (el festival): el espectador común asiste, por lo general, a uno de los 2 programas de selección de un verdadero Festival; de ello se aprovechan los gestores de falsos festivales para ahorrarse uno de los 2 espectáculos y la multitud de actividades paralelas que rodean a un evento de tal magnitud.

El símil con el museo hace más comprensible lo anterior: es como si a una simple exposición, por importante que fuera, alguien nos engañara definiéndola como un museo; el visitante docto se preguntaría donde están las reservas, el servicio pedagógico, los conservadores… pero el común de los asistentes, no ejercería esa visión crítica e incluso, inmerso en su ignorancia, aplaudiría tal “museo”, tan falso como si llamáramos Liga de fútbol a un único partido.

Algunos ejemplos de falsos festivales, por desgracia cada vez más numerosos, serían: el “Internationale Circus Festival” de Enschede (Holanda), el “European Circus Festival” de Liège (Bélgica), el “Golden Circus Festival” de Liana Orfei en Roma (Italia), los espectáculos de los hermanos Álvarez en Albacete o, recientemente, el “Festival du Cirque de Corse”.

Por todo lo expuesto anteriormente, aquellas personas que se definen como verdaderos amantes y defensores del circo y sus valores, bien debieran condenar aquellos falsos festivales que, una vez más, identifican el espectáculo circense con el engaño y la mentira.

Figueres, 27 de diciembre 2011

Comentarios

Joaquin Gaston Maluenda Q.. 30 dic 2011 a las 13:35
El Circo cada vez es manoseado por intereses comerciales que solo buscan grandes utilidades y en muchos casos dineros que gobiernos o entidades las otorgan con buena intencion para el desrrollo del Circo, y estos van a los bolsillos de personas que solo ven al Circo comouna forma de enriquecerse
Hoy es comun ver Festvales; convenciones; encuentros; talleres; escuelas de Circo etc. Etc.
Que en una gran mayoria no aportan o no representan el verdader sentir del Circo.
Los que con esfuerzo y amor por el Circo sacamos adelante nuestras companias en una gran mayoria familias, debemos estar atentos para denunciar estas fechorias y aprovechamiento de nuestro Arte y cultura popular, en la medida que sea necesario para desenmascarar estas irregularidades que se cometen a travez del mundo y que esta tan de moda.
Bienvenido a todo lo que sea aporte y venga con amor por el Circo y fuera a los que solo buscan al Circo para su lucro personal.
Muy buena la nota Felicitaciones
Los Artistas de Circo somos una gran familia
Desde Santiago de Chile el Saludo de la Familia Maluenda
Circo Los Tachuelas


BERNARD Pierre. 03 ene 2012 a las 15:19
con una persona como g.MATABOSH,el festival de figueres deberia estar un fabuloso festival.
g.MATABOSH ,persona muy cultiva,de una sensibilidad extrema,deberia mismo presentar los mas grandes festivales como MONTE CARLO!
con el,viva el circo,lo verdad,y siempre accompagnado de un veritable orchestra!
un fanatico de musica,pierre bernard


Juan Martinez. 27 ene 2012 a las 03:24
Soy amante del circo incondicional. Entiendo y respeto vuestro punto de vista. Para mi un festival de circo es ante todo una celebración del arte circense. Nunca hay que olvidar las raíces de cualquier corriente artística como bien describe Matabosch. Pero como artista que a participado en los festivales de circo y ha ganado premios, considero el punto de encuentro entre los profesionales del sector y su vitrina al publico lo mas importante. Desde mi punto de vista competir en una disciplina artística en gran parte es simbólico, puesto que a mi entender el arte en si, es una forma de comunicación y varia su impacto según los ojos que lo ven y el corazón que lo siente.
A mi entender un festival de circo puede ser una competición circense mas arraigada a la gimnasia y a los juegos olímpicos y también puede ser una celebración circense con Gala de alto nivel junto con actos relacionados con el circo de otros formatos.
Le deseo larga vida a cualquier expresión relacionada con el circo y decir que el haber participado en los festivales de circo me abrió muchas puertas en mi carrera.
Mucha mierda por el festival de Circ de Figueres.


Mercedes Molini. 27 ene 2012 a las 20:21
Me parece que no conoce usted el significado de Festival:

"Un festival es un acontecimiento o celebración, efectuado generalmente por una comunidad local o por un municipio, que se centra en un cierto tema o un cierto aspecto único de la comunidad."

No confunda a la gente e intente desprestigiar a los auténticos profesionales del Circo.


Añadir comentario

[para poder introducir comentarios es necesario registrarse]

Email:
Contraseña:
[recuperar contraseña]